Día 2: Recién 24 horas.

Estoy cansado, es la 1:30 a.m. del 6 de diciembre de 2012 (¡Que viva Quito!) y este día fue, bueno, más o menos. Mi examen de francés fue más difícil de lo que me esperaba. 

Qué difícil es aceptar la realidad y dejar de pensar en las cosas que no puedo tener pero que me atrapan.

Debo definir objetivos para mejorar mi vida. Eso lo haré este fin de semana. Ahorita iré a dormir. 

Buenas noches.